jueves, 28 de octubre de 2010

“Gaudí atrae a las masas” - Entrevista con el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach

“Gaudí atrae a las masas”
Entrevista con el cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach
Miriam Díez i Bosch


BARCELONA, jueves 28 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- Es el artífice de la visita del Papa a Barcelona el próximo 7 de noviembre. El cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, confía en esta entrevista a Zenit qué es lo que ha atraído al Papa de la Sagrada Familia: “La riqueza simbólica bíblica, litúrgica y catequética que Gaudí dio a su proyecto”, así como la vida ejemplar de Antoni Gaudí, el “arquitecto de Dios”.

El cardenal y arzobispo de Barcelona desgrana qué tipo de frutos espera de este acontecimiento, e ilustra la peculiar originalidad de este nuevo templo para Barcelona, que el Papa declarará como basílica ante miles de ciudadanos dentro de diez días.


- Una visita papal siempre crea expectativas y deja huella. Usted desea que deje “muchos frutos espirituales”. ¿Espera un florecer vocacional, un nuevo impulso evangelizador, una mayor implicación de los católicos en la vida pública?

Cardenal Martínez Sistach: Pienso que sí. Normalmente las visitas del Papa a los países dan estos frutos. El Papa tiene la solicitud por toda la Iglesia universal y nos enriquecerá en esta catolicidad y con un dinamismo evangelizador y misionero.

Desearía que gracias a la presencia del Papa y a su mensaje descubriéramos más que nuestra vida es de Dios y él nos la ha confiado para realizar la vocación que nos da a cada uno.

Desearía que aumentaran las vocaciones al matrimonio cristiano, al sacerdocio, a la vida consagrada y las misioneras. El Papa reitera la vocación específica de los laicos cristianos que consiste en su implicación en la vida pública. Aquí y en general en todo el mundo necesitamos esta presencia para sembrar en las realidades del mundo los valores del Evangelio. Esperamos muchos frutos espirituales y pastorales de esta visita apostólica.

miércoles, 27 de octubre de 2010

El arte y el progreso - Rodolfo Papa

El arte y el progreso
Rodolfo Papa *


ROMA, martes 26 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- Vivimos en un momento histórico apasionante, porque estamos en la frontera de un siglo que acaba de pasar y de uno nuevo en vías de edificación. Aunque poner límites cronológicos nunca ha sido muy fructífero en el ámbito historiográfico, como tampoco lo es contraponer una época a otra, sin embargo debemos reconocer que el balance del siglo pasado y la apertura del nuevo alimenta el entusiasmo y obliga a replanteamientos y a un compromiso renovado.

El mismo hecho de que muchas de las experiencias artísticas del siglo XX estén irremediablemente a nuestra espalda obliga a la reflexión, con el fin no sólo de comprender las dinámicas de las diversas fases de desarrollo, sino también de verificar si lo que se ha prometido en el siglo pasado se ha realizado efectivamente. Es necesario estudiar qué resultados estéticos y qué efectos sociológicos se han conseguido de algunas experiencias artísticas que dominaron el panorama mediático en los años sesenta y setenta. Es interesante, por ejemplo, verificar qué relaciones se han instituido entre el “consumismo de masas” y algunas experiencias artísticas de los años sesenta, y qué relaciones se han establecido con el mundo de la publicidad. La reflexión sobre el siglo XX abre en fin un capítulo importante para redefinir el ámbito del arte en general y de cada una de las artes, y en particular estimula la reflexión sobre la relación entre las artes y el contexto en el que nacen y del que se nutren, directa o indirectamente.

Sin embargo ésta es sólo una parte del interés actual por el arte. La dimensión contemporánea no agota el panorama del arte. Un aspecto importante de esta transición de siglo está constituido, de hecho, por el interés creciente hacia el arte del pasado, que se encuentra en el centro de un verdadero fenómeno mediático, de dimensiones crecientes: algunas muestras, como la dedicada a Caravaggio, han obtenido un éxito sorprendente. Esto abre la cuestión teórica de lo que es contemporáneo en el arte, hace reflexionar sobre cómo los grandes artistas del pasado han hecho historia, pero sobre todo testimonia un amor, nunca muerto, por el arte de la pintura en el sentido tradicional y propio del término.

En este contexto de transición y de reflexión sobre la transición misma, resulta importante reflexionar sobre la idea de progreso. Por una parte hay que evitar identificar todo progreso con una tipología evolucionista según la cual lo que viene después supera y mejora lo que ha venido antes. Por otra, hay que evitar también poner a todos los artistas y a todas las obras en el mismo plano, cayendo en la falta de crítica y en la ausencia de juicios de valor. Sin embargo en este último defecto cae paradójicamente Gombrich, precisamente analizando el arte según la idea de progreso, en su conocido texto Arte y progreso de 1971.

Si se busca, en cambio, mirar el arte con ojos inocentes, se puede descubrir que el camino del arte se mueve dentro del ámbito de un potencial que está implícito desde el principio, como si todos los desarrollos estuvieran de algún modo comprendidos en las formas ya dadas. Podemos decir que los artistas, cuando “inventan”, atendiendo a su propia creatividad, permanecen siempre fieles a lo que el arte implícitamente pone a su disposición y ése es todo su “potencial”. Sucede como en el lenguaje, que tiene tantas formas y una larga historia, pero tanto las formas como la historia son lingüísticas, porque están dentro de las posibilidades abiertas del lenguaje mismo. Utilizando una imagen geométrica, podemos decir que la evolución del arte no es una línea recta, que implicaría un progreso constante, ni tampoco una sinusoide, que implicaría ciclos obligados de crisis y de desarrollo, sino sobre todo una línea mixta irregular, correspondiente a una evolución vital, hecha de innovaciones y continuidad.

Toda innovación real, de hecho, se apoya en la tradición: como escribió el papa Esteban I, “nihil innovetur nisi quod traditum est”. Debemos ver también la historia del arte desde la perspectiva de la “hermenéutica de la renovación en la continuidad” aplicada por Benedicto XVI a las interpretaciones del Concilio.

El crecimiento del arte implica una apropiación de la tradición pasada y una renovación, ambas realizados en primera persona. Todos los grandes artistas han aconsejado siempre aprender de los maestros del pasado, antes de realizar las propias innovaciones. Se empieza a aprender copiando las grandes obras y después, aprendido el lenguaje, se empieza a hablar y a inventar nuevas palabras. Basta ver la relación de continuidad y superación vivida por Caravaggio frente a Miguel Ángel, cuya pintura revive y toma nuevo significado con respeto y con audacia. Leonardo afirmaba: “Triste es el discípulo que no adelanta a su maestro”, colocando el arte en una relación de continuidad entre alumno y maestro, de manera que quien aprenda busque hacerlo mejor que quien enseña.

El arte, por tanto, como todo ámbito propiamente “humanístico”, es decir dirigido a la promoción de lo humano, crece de una manera no mecánica y no sufre la obsesión de incurrir en la acumulación de la novedad, sino que está dirigido a la búsqueda del mejor hacer y del mejorarse a sí mismo. No está fuera de lugar, por tanto, concluir con una reflexión sobre la educación, propuesta por Benedicto XVI en la Carta a la diócesis y a la ciudad de Roma sobre la tarea urgente de la educación del 21 de enero de 2008: “A diferencia de lo que sucede en el campo técnico o económico, en donde los progresos de hoy pueden sumarse a los del pasado, en el ámbito de la formación y del crecimiento moral de las personas no se da una posibilidad semejante de acumulación, pues la libertad del hombre siempre es nueva y, por tanto, cada persona y cada generación tiene que tomar nueva y personalmente sus decisiones. Incluso los valores más grandes del pasado no pueden ser simplemente heredados, tienen que ser asumidos y renovados a través de una opción personal, que con frecuencia cuesta”.





_______

* Rodolfo Papa es historiador de arte, profesor de historia de las teorías estéticas en la Facultad de Filosofía de la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma; presidente de la Accademia Urbana delle Arti. Pintor, miembro ordinario de la Pontificia Insigne Accademia di Belle Arti e Lettere dei Virtuosi al Pantheon. Autor de ciclos pictóricos de arte sacro en diversas basílicas y catedrales. Se interesa en cuestiones iconológicas relativas al arte del Renacimiento y el Barroco, sobre el que ha escrito monografías y ensayos; especialista en Leonardo y Caravaggio, colabora con numerosas revistas; tiene desde el año 2000 un espacio semanal de historia del arte cristiano en Radio Vaticano.



martes, 26 de octubre de 2010

Susan Boyle revela que fe católica de su madre la salvó del aborto

Susan Boyle revela que fe católica de su madre la salvó del aborto


LONDRES, 25 Oct. 10 (ACI).- En su nueva autobiografía, la cantante Susan Boyle reveló que está viva gracias a la fe católica de su madre, quien se negó a someterse a un aborto cuando los médicos le dijeron que su hija podía nacer con serias complicaciones físicas.

Según recoge ReligionenLibertad.com, en el libro "The Woman I Was Born To Be" Boyle sostiene que los médicos recomendaron abortar "a su madre Bridget Boyle, que tenía otros ocho hijos, porque temían que hubiese complicaciones físicas (…) Su madre rechazó el consejo como 'impensable' dado que ella era 'una católica devota' ".

"Susan Boyle nació de emergencia por cesárea. Los médicos no felicitaron a Bridget con un 'felicidades, tiene usted una bebé preciosa', sino que, explica la biografía, asumieron una actitud desdeñosa hacia la pequeña Susan, sospechando que podría haber daño cerebral debido a una falta de oxígeno", indica el libro.

jueves, 21 de octubre de 2010

Jim Caviezel no sobreactúa: es un actor comprometido con sus valores

Jim Caviezel no sobreactúa: es un actor comprometido con sus valores


Caviezel está de actualidad por el estreno de «La verdad de Soraya M.», una película sobre la lapidación de una mujer iraní en la que interpreta a un musulmán. Homenajea así a Sahebjam, un personaje real que desveló la historia de la desdichada. Por su coraje cuando habla de su fe católica, el actor va en cabeza de un grupo de dispuestos actores (Mark Wahlberg, Eduardo Verástegui, Neal McDonough) que no esconden su fe católica en Hollywood y el mundo del cine.

Caviezel ha dejado un reguero de declaraciones que son puro testimonio a su paso por España, por ejemplo, en el muy anticatólico rotativo El Periódico de Catalunya (17/octubre/2010) donde leemos:

«Mis creencias aquí no cuentan. Lo único que he tenido presente al hacer esta película es que no me dominase el miedo. Es la misma pauta que seguí cuando elegí casarme con mi mujer o cuando juntos adoptamos a dos niños con tumor cerebral tras perder a dos bebés. Me resisto a que el miedo me pueda».

miércoles, 20 de octubre de 2010

¿Necesidad de relación entre belleza y arte? - Rodolfo Papa

¿Necesidad de relación entre belleza y arte?
Rodolfo Papa *


Las teorías estéticas contemporáneas proponen definiciones del arte extremadamente fluidas, incluso líquidas, aparentemente elásticas y navegables, sin embargo a menudo se revelan después extremadamente rígidas, con límites infranqueables. Uno de estos límites, subrepticiamente elevado, hace referencia a la perentoria separación de arte y belleza, otro relega fuera del arte toda referencia a la trascendencia. Este enfoque plantea muchos problemas teóricos para encontrar una definición del concepto de arte.

Queremos afrontar la cuestión de la relación entre arte y belleza, entre arte y transcendencia, desde un punto de vista particular, o reflexionando sobre el Magisterio de la Iglesia. En él encontramos no sólo indicaciones que tienen valor para los creyentes, sino también la fundamentación seria y rigurosa de un discurso que se propone como verdadero para todo hombre.

En la exhortación apostólica Sacramentum Caritatis, Benedicto XVI reflexionando sobre el espíritu de la liturgia, da lugar a una reflexión sobre el arte al servicio de la celebración, basada en el vínculo profundo entre “belleza y liturgia”; en concreto leemos: “El mismo principio vale para todo el arte sacro, especialmente la pintura y la escultura, en los que la iconografía religiosa se ha de orientar a la mistagogía sacramental. Un conocimiento profundo de las formas que el arte sacro ha producido a lo largo de los siglos puede ser de gran ayuda para los que tienen la responsabilidad de encomendar a arquitectos y artistas obras relacionadas con la acción litúrgica. Por tanto, es indispensable que en la formación de los seminaristas y de los sacerdotes se incluya la historia del arte como materia importante, con especial referencia a los edificios de culto, según las normas litúrgicas. Es necesario que en todo lo que concierne a la Eucaristía haya gusto por la belleza. Se deben también respetar y cuidar los ornamentos, la decoración, los vasos sagrados, para que, dispuestos de modo orgánico y ordenado entre sí, fomenten el asombro ante el misterio de Dios, manifiesten la unidad de la fe y refuercen la devoción” (n. 41, cursivas añadidas).

El arte sacro, al servicio de la liturgia, está orientado a la “mistagogía sacramental” y debe estar impregnado de “gusto por la belleza”. Aplacemos por ahora, posponiendo el análisis a otro artículo, la afirmación de que es “indispensable” que los seminaristas y sacerdotes conozcan la historia del arte, para formar el gusto por la belleza.

Tres artistas –padre, madre e hijo– en la catedral platense

Tres artistas –padre, madre e hijo– en la catedral platense


La Plata (Buenos Aires), 19 Oct. 10 (AICA).- Hasta el 31 de octubre puede visitarse en el subsuelo de la catedral de La Plata una excelente muestra pictórica que tiene la particularidad de reunir obras salientes de tres artistas que son padre, madre e hijo.

Se trata de Rodolfo Castagna, pintor, grabador, dibujante, escenógrafo (que falleció a los 99 años el 6 de julio de 2009); de su esposa, Hemilce Laforcada, también pintora, grabadora, dibujante (1912-2004) y su hijo, R. Ergasto Castagna, arquitecto, pintor y dibujante, nacido en 1947.

Egresado en 1938 de la Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, de Buenos Aires, Rodolfo Castagna fue profesor allí y en las universidades nacionales de La Plata y de Mar del Plata, donde fue miembro organizador de las respectivas facultades de Arquitectura y Urbanismo. Entre 1958 y 1984 fue colaborador del diario La Nación, donde ilustró el suplemento literario, en una época realizado en huecograbado. Hasta poco antes de su muerte, próximo a los cien años, prosiguió su labor artística. Hay obras suyas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York; en la Biblioteca del Congreso, de Washington, y en el Instituto Iberoamericano de Berlín, entre otros centros culturales.

lunes, 18 de octubre de 2010

El Réquiem de Verdi: “un grito a Dios ante la muerte”, según el Papa

El Réquiem de Verdi: “un grito a Dios ante la muerte”, según el Papa
Tras un concierto en su honor


CIUDAD DEL VATICANO, lunes 18 de octubre de (ZENIT.org).- “Un momento de verdadera belleza capaz de elevar el espíritu”. Así valoró Benedicto XVI la “excelente” interpretación del Réquiem de Verdi, el sábado por la tarde en el Vaticano, por el maestro Enoch Zu Guttenberg a la dirección del Coro de Neubeuern y de la orquesta Klang-Verwaltung.

El Papa se dirigió a la asamblea, en alemán y en italiano, después del concierto, para agradecer al director de orquesta y a los músicos y para referirse a los sentimientos expresados en esta extraordinaria obra de Giuseppe Verdi, que llegó a definirse como “un poco ateo”.

El Pontífice ve, al contrario, en esta obra “una gran llamada al Padre eterno en el intento de superar el grito de desesperación ante la muerte”.

miércoles, 13 de octubre de 2010

¿Quién es Artista y quién Artista Cristiano? - Rodolfo Papa

¿Quién es Artista y quién Artista Cristiano?
Rodolfo Papa


Columna sobre Arte Cristiano del Pintor Italiano Rodolfo Papa, quien es también Profesor de Arte y Estética en la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma.


ROMA, martes 12 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- ¿Qué quiere decir “ser artista”?. ¿Quién es artista? En el mundo contemporáneo ha surgido la opinión de que la de artista no es una condición particular, sino que todo el mundo es un artista, ya que no sirven talentos ni formación, sino que el único ingrediente necesario sería la creatividad libre de todo esquema. En las biografías de muchos artistas del siglo XX, surgen también hábitos desordenados, actitudes excéntricas, comportamientos autodestructivos, hasta tal punto que pareciera que ese tipo de vida fuera un ingrediente necesario para reconocer al verdadero artista, ya sea un pintor, un escultor, un músico o un poeta.

Pero más allá de estas posiciones, evidentemente poco consistentes, permanece la pregunta: ¿quién es el artista? A ello podemos añadir una pregunta posterior, fundamental para nuestras reflexiones: ¿quién es el artista cristiano? En el arte cristiano, o en el arte que está al servicio de la Iglesia y que durante siglos ha sido capaz de anunciar a Cristo y alzar un himno de alabanza a Dios a través de inestimables obras, ¿hay reglas o principios que identifican la identidad profesional, moral y espiritual del artista?

Podemos encontrar una ayuda para nuestra reflexión en el «Libro di pittura» [Libro de pintura, n.d.t.] escrito por Cennino Cennini a finales del siglo XIV; éste injerta la historia del nacimiento del arte en los acontecimientos de la creación narrados en el libro del Génesis, y establece una reflexión de la práctica artística de tipo moral: el arte no se consigue con sed de lucro, ni por vanagloria, sino con una humildad y una perseverancia tales como para soportar todo sacrificio necesario para aprender todas las reglas y poner en práctica todos los principios.

Cátedra magistral sobre diálogo ecuménico en el CEDIER

Cátedra magistral sobre diálogo ecuménico en el CEDIER


Mar del Plata (Buenos Aires), 11 Oct. 10 (AICA).- El viernes 15 de octubre de 19 a 21.30 en instalaciones del Centro Diocesano de Estudio y Reflexión (CEDIER), Pasaje Catedral 1750, planta alta, de Mar del Plata, el sacerdote Jorge Alejandro Scampini brindará una cátedra magistral abierta sobre diálogo ecuménico.

El experto ofrecerá “Aspectos básicos de la fe cristiana en el diálogo ecuménico: consensos, convergencias y divergencias ecuménicos".

Asimismo presentará el informe “Cosechar los frutos”, del cardenal Walter Kasper, una evaluación del estado actual de los diálogos con las iglesias de la reforma protestante (anglicanos, luteranos, reformados y metodistas).

viernes, 8 de octubre de 2010

Eduardo Verástegui encarna a mártir mexicano en nuevo filme "Cristiada"

Eduardo Verástegui encarna a mártir mexicano en nuevo filme "Cristiada"


MÉXICO D.F., 06 Oct. 10 (ACI).- El actor mexicano Eduardo Verástegui, conocido ahora como un firme defensor de los no nacidos, protagoniza el nuevo filme Cristiada, en el que interpreta al beato Anacleto González Flores, un laico mártir de la persecución religiosa en México.

El filme es dirigido por Dean Wright, productor de efectos especiales de películas como El Señor los Anillos, Las Crónicas de Narnia y Titanic. La cinta se filma en Durango, San Luis Potosí y Ciudad de México, y cuenta en su elenco con Andy García, Eva Longoria y Peter O'Toole.

En una entrevista concedida a la cadena Univisión, Verástegui expresó su satisfacción por este trabajo. "Es un filme con un gran mensaje de fe, amor, esperanza, lealtad y valentía sobre la persecución religiosa que hubo en México cuando el presidente Plutarco Elías Calles le declara la guerra a la Iglesia y más de 200 mil personas murieron".

miércoles, 6 de octubre de 2010

La sorpresa de Le Monde

La sorpresa de Le Monde


París (Francia), 5 Oct. 10 (AICA).- El diario francés Le Monde muestra una gran sorpresa al constatar el triunfo de taquilla de una película que trata de siete monjes franceses. No le falta razón al diario parisino, pues en “Des hommes et des dieux”, de Xavier Beauvois, no revientan helicópteros ni se incendian gasolineras. Es una película lenta, con pausas, narrada en forma sencilla, sobre los siete monjes asesinados en Argelia en 1996. No se trata de la historia de la tragedia, sino de una reflexión sobre las razones que los llevaron a permanecer en el monasterio a pesar de las amenazas.

El diario informa que la película fue distribuida en 256 cines de Francia. En la primera semana ocupó el primer puesto en el box office (468.000 espectadores), por encima de “Salt” o “Inception”. Visto el éxito, en la segunda semana los cines fueron 424 y los espectadores 481.000. Hoy los cines que ofrecen el filme son 464.

¿Es Posible Definir el Arte? - Rodolfo Papa

¿Es Posible Definir el Arte?
Rodolfo Papa


Columna sobre Arte Cristiano del Pintor Italiano Rodolfo Papa, quien es también Profesor de Arte y Estética en la Pontificia Universidad Urbaniana de Roma.


ROMA, martes 5 de octubre de 2010 (ZENIT.org).- ¿Qué es el arte? Frente a esta pregunta, viene a la mente la situación descrita por san Agustín en el libro XI de sus «Confesiones» a propósito de la pregunta “¿qué es el tiempo?”: si no me lo pregunto lo sé, si me lo preguntan no lo sé. Se siente la necesidad de definir el significado del término, aunque al mismo tiempo se advierte una dificultad definitoria. De hecho, circunscribir el significado del arte excluiría, quizás, novedades y experimentaciones, o al contrario, mantenerlo fluido y susceptible de infinitas interpretaciones anularía, quizás, su identidad.

En la teoría del arte conviven posturas diversas: intentar definir y analizar hasta el agotamiento de cada interrogante; o bien renunciar a una definición frente a la proliferación de las preguntas; o incluso identificar el arte sólo con uno de sus aspectos: una disciplina particular, una corriente particular, una época histórica particular.

La cuestión es difícil, y para ser afrontada requiere aclaraciones prioritarias. Intentaremos sólo trazar un recorrido posible, sobre todo delineando sus tareas. Ante todo, ¿qué quiere decir “definir”? Definir significa explicar “qué es”, y por tanto implica el conocimiento, aunque no sea exhaustivo, de lo que se define; además definir no significa constreñir una realidad dentro de una palabra, sino al revés, buscar un discurso que sepa decir la misma realidad. Por tanto, no hay que tener miedo de las definiciones, como si fueran prisiones. Además, las definiciones pueden ser de muchos tipos, según el objetivo y el tipo de conocimiento que se quiere o se puede conseguir. Se puede definir el “nombre” o también el “objeto”. En el primer caso estamos frente a una definición nominal, que puede a su vez consistir en la etimología, en la explicación del uso común del término, o bien en la especificación de usos particulares, relativos a un contexto o una persona. En el segundo caso, nos encontramos frente a una definición “real”, que puede consistir en la explicitación de las causas y de los principios, o también en la determinación de género y diferencia específica, o también puede diluirse en una descripción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...