jueves, 21 de octubre de 2010

Jim Caviezel no sobreactúa: es un actor comprometido con sus valores

Jim Caviezel no sobreactúa: es un actor comprometido con sus valores


Caviezel está de actualidad por el estreno de «La verdad de Soraya M.», una película sobre la lapidación de una mujer iraní en la que interpreta a un musulmán. Homenajea así a Sahebjam, un personaje real que desveló la historia de la desdichada. Por su coraje cuando habla de su fe católica, el actor va en cabeza de un grupo de dispuestos actores (Mark Wahlberg, Eduardo Verástegui, Neal McDonough) que no esconden su fe católica en Hollywood y el mundo del cine.

Caviezel ha dejado un reguero de declaraciones que son puro testimonio a su paso por España, por ejemplo, en el muy anticatólico rotativo El Periódico de Catalunya (17/octubre/2010) donde leemos:

«Mis creencias aquí no cuentan. Lo único que he tenido presente al hacer esta película es que no me dominase el miedo. Es la misma pauta que seguí cuando elegí casarme con mi mujer o cuando juntos adoptamos a dos niños con tumor cerebral tras perder a dos bebés. Me resisto a que el miedo me pueda».

«Cuando supe del Holocausto nazi me pregunté qué habría hecho yo en esa situación. Quiero pensar que habría ayudado a los perseguidos. Sería mucho más fácil para mí no decir lo que pienso y caer bien a todo el mundo, pero el amor verdadero no viene del hombre, sino de Dios. Mi fe me enseña a amar».

«Hay quien protesta por estas imágenes [duras, sangrientas, de la lapidación] como critican los minutos iniciales de «Salvar al soldado Ryan», mientras callan ante la cantidad de escenas de sexo sin amor que hay en tantas películas. Sin embargo, aquellas están basadas en la verdad y las del sexo son una pura orgía pornográfica sin sentido. ¿Se imagina que al hacer «La lista de Schindler» se hubiera evitado mostrar Auschwitz para no molestar a la gente?. Esto hay que mostrarlo, porque es la verdad».

Por eso el periodista del diario catalán afirma: "No es habitual oír a una estrella de Hollywood hablando de Dios, fe, amor y hermandad, pero el discurso del actor Jim Caviezel (Mount Vernon, Washington, 1968) presenta un acento religioso tan marcado que cada una de sus apariciones públicas se convierte en una experiencia casi mística para quien está delante. Si hay algo sobre lo que Caviezel adora hablar es sobre trascendencia. «Estoy comprometido con la verdad y el amor», responde cuando se le pregunta sobre el criterio que rige su carrera artística.

También habló con claridad en otro clásico de la prensa anticatólica, El País:

EP: ¿Se ha sentido alguna vez menospreciado por ser católico?

J.C.: Sí. Los periodistas siempre me preguntan por mi religión en tono inquisitivo, como si fuese algo malo. Somos 2.800 millones [en realidad, los católicos son algo menos de 1.200 según el Anuario Pontificio], ser católico no es nada extraño. Sinceramente, creo que la prensa no nos da el trato que merecemos. Tampoco al Papa. Siempre dicen: "Jim Caviezel, el devoto católico". Pero nunca dicen: "Adam Sandler, el devoto judío". Muchos periodistas pretenden mostrarme como un fanático religioso, pero esto no es nuevo: los católicos siempre hemos sido perseguidos.

EP: ¿Es Hollywood lugar para católicos?

J.C.: ¿Se puedes ser católico y trabajar en un banco?. ¡Puedes ser católico y estar comprometido con cualquier asunto!. Tiene que haber católicos en todas las profesiones. Efectivamente, Hollywood no es un buen lugar para un católico, es un lugar lleno de ambición, de envidia, de falsedad. Yo ya lo sabía antes de embarcarme en este negocio, pero no me importa. Sé que Hollywood es mi enemigo, pero yo no odio a mi enemigo. Yo amo a mi enemigo.

EP: ¿No rodaría una película con violencia y sexo gratuitos ni con Tarantino?

J.C.: Actores, directores, guionistas, periodistas... tenemos una responsabilidad. En nuestra mano está el no mostrar la violencia como algo divertido o el sexo de manera frívola. Si un guión me gusta, pero tiene momentos inaceptables para mí, pido que lo cambien. Si realmente están interesados en mi trabajo, lo cambiarán. De no ser así, es que no me buscan a mí.

EP: Elige el cine comprometido cuando por su físico podría dedicarse a rodar comedias románticas.

J.C.: Cuando muera no se me recordará por mi nombre, sino por mis acciones. Puedo morir anciano en un hospital, pueden cortarme la cabeza, pero en unas décadas se me recordará por películas como «La verdad de Soraya M.», «La delgada línea roja» o «La pasión de Cristo». Trato de utilizar este don que me ha dado Dios para proteger a la humanidad y a las generaciones venideras. Para ser recordado de esta manera.


Pero, ¿sobreactúa Jim Caviezel?. ¿Es su catolicismo una "huída hacia adelante"?. Él y su mujer han querido enraizarlo firmemente en su vida familiar y en una opción provida profética.

“Defiendo todos y cada uno de los niños no nacidos”, declaró en diversos medios, incluyendo la revista Catholic Digest. “Estoy a favor de ayudar a las mujeres. Pero no veo que el aborto ayude a las mujeres”.

En cierta ocasión, un conocido le echó en cara su militancia provida. Le dijo que si era tan defensor de las alternativas al aborto, como la adopción, que adoptara un niño con discapacidades. Caviezel y su esposa, que habían perdido dos bebés que no llegaron a nacer, viajaron a China y adoptaron no uno, sino dos niños con tumores cerebrales.

Primero adoptaron a Bo, un niño de cinco años de edad, abandonado desde pequeño en un tren, y al que le habían diagnosticado un tumor en el cerebro. Los Caviezel acompañaron a Bo en su operación y tratamiento. Cuando se recuperó, optaron por adoptar a una niña china, también enferma.

El conocido que lo había retado no cumplió su parte: se mantuvo como defensor del aborto. Pero el actor asegura que esto nunca le importó. "El gozo que recibimos a través de Bo es enorme", sostuvo. "Les cuento esto solo porque quiero alentar a otras personas a adoptar niños".

El actor asegura que aún hoy lo reconocen en la calle por su papel de Jesús de «La Pasión de Cristo» y mucha gente le dice que la película los ayudó a recuperar su vida de fe. "Eso me da mucha esperanza y alegría", aseguró.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...