lunes, 21 de septiembre de 2015

Un desconcierto quizá muy bien concertado - P. Jorge González Guadalix

Un desconcierto quizá muy bien concertado
P. Jorge González Guadalix


Parece que hay gente feliz con ello, pero un servidor lo está pasando mal. Quizá por mi propia forma de ser, tal vez por educación o genética. Qué sé yo. Lo único que puedo constatar, lo único que puedo decir ahora mismo es que solo sé que no sé nada, y que lo único que llego a comprender es que no comprendo nada.

Puede influir, no lo descarto, el hecho de que uno, en origen era de ciencias, y ya se sabe que la gente de ciencias tenemos la maldita costumbre de aceptar que dos más dos son cuatro y que la longitud de la circunferencia es diámetro por pi. Posibles deformaciones que nos dejaron tarados de por vida.

Ya sé de sobra que en las cosas de la fe, la santidad personal, el seguimiento de Cristo no se funciona así. Cada persona es cada persona, y necesita un acompañamiento espiritual personal. Facilito. Uno conoce la doctrina y más o menos sabe cómo apañárselas en los casos más complejos.

Lo que siempre me ha puesto un poco nervioso es andar por la vida sin rumbo. Más aún, andar por la vida sin saber a qué atenerme, porque cada vez que me ha pasado eso, al final me he sentido estafado o me han tomado el pelo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...