lunes, 12 de septiembre de 2011

Seminario de Integración del Saber - P. Alfredo Sáenz

Seminario de Integración del Saber
R. P. Dr. Alfredo Sáenz, SJ




La “Fraternidad de Vida Nueva” (FVN) de Mar del Plata, con el auspicio de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino (SITA) – Sección Argentina y del Centro de Humanidades Josef Pieper, ofrece un Seminario de Integración bajo el lema “Por la Unidad y la Síntesis del Saber”, que se llevará a cabo el próximo viernes 16 y sábado 17 de Septiembre, y que estará a cargo del R. P. Dr. Alfredo Sáenz, SJ.

Inspirado en las palabras del Papa Benedicto XVI en su “Discurso al mundo de la cultura en la Universidad de Pavía” (22 Abril 2007), donde afirmó que «la persona necesita unidad y síntesis» del saber, este Seminario quiere brindar un ámbito vital para dar respuesta a esta necesidad.

El viernes 16, a partir de las 19.30 hs., el P. Sáenz tratará el tema «Cristo y las Figuras Bíblicas – Para una lectura Cristiana de la Biblia» y, a partir de las 21 hs., «El Santo Sacrificio de la Misa».

El sábado 17, a partir de las 9.00 hs., tratará el tema «El Sagrado Corazón de Cristo Rey» y, a partir de las 10.30 hs., «El Fin de los Tiempos y Siete Autores Modernos».

jueves, 1 de septiembre de 2011

“Nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en ti” - Mons. Antonio Marino

Nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en ti”
(San Agustín Obispo, Confesiones)
Mons. Antonio Marino


Homilía del Sr. Obispo de Mar del Plata correspondiente al Domingo 28 de Agosto del 2011, fiesta de san Agustín de Hipona, en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de la Orden de los Padres Agustinos Recoletos.


Queridos hermanos:

La Orden de los Padres Agustinos Recoletos festeja hoy con santo regocijo a su padre y patrono, San Agustín. Es por esta razón que en esta parroquia regida por estos religiosos, celebramos la Misa propia del santo, pese a la coincidencia con el día del Señor. Agradezco al P. Darío Quintana (querido exalumno) y al P. Alejandro por su cordial invitación.

San Agustín es un verdadero gigante en la historia de la Iglesia. Más aún, podemos decir en la historia de occidente. Sin duda, el más grande entre los Padres de la Iglesia latina. Un gigante que sigue teniendo mucho para decirnos a nosotros, tan alejados de él por el tiempo transcurrido. Al leer el libro de sus Confesiones, descubrimos que, a pesar de los siglos que nos separan de él, sigue siendo una personalidad entrañable, a quien sentimos bien próxima a nosotros y casi atemporal.

En él se dio una conjunción admirable del artista, del intelectual, del pastor de almas y del santo. Fue, en efecto, el artista sensible, para quien la belleza suprema era un poderoso imán; el intelectual de “corazón inquieto” y de pasmosa agudeza, sediento de verdad, que supo remontarse hasta el Dios uno y trino, fuente primera de toda verdad, para descansar finalmente en ella. Fue igualmente el pastor de almas, modelo de caridad pastoral y celo apostólico, cuyo ejemplo nos sigue estimulando. En su vida y en sus obras, se nos muestra como el santo enamorado de Dios, o más bien vencido por su amor. Su santidad personal se nutre de una búsqueda incesante de la verdad y la belleza, de cuya contemplación vive, y que él convierte en alimento de sus fieles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...